NÚMERO 34

Cuando Jack Burnham definió en 1968 el término “cine expandido” en su libro Más allá de la escultura moderna, pretendía reivindicar todas las prácticas artísticas que rompiesen con los límites convencionales de la institución artística. Siguiendo esta tradición, dos años después, en un volumen titulado Cine expandido, Gene Youngblood pondría el acento sobre el estado de percepción, asumiendo que toda pieza de lo que él llamó “cine expandido” debiera ofrecer al espectador una suerte de emancipación social respecto de la forma de mirar.

Que el cine expandido supera las barreras de la pantalla tradicional parece estar claro, pero a veces se confunde casi coma sinónimo de cine en directo (live cinema) o de la simple performance con proyección. ¿Qué es arte y que no? ¿Acaso es una pregunta ya pertinente?

Más allá de sus tipologías, este tipo de cine está siendo cada vez más una constante en los festivales de todo el mundo, con secciones dedicadas a los desbordamientos de la pantalla. Fue esta palabra la que usaron en nuestro amado certamen coruñés (S8) para referirse a esta práctica desde la primera edición. Van a hacer ocho años y cuando empezaron parecían ser de los pocos o los únicos en España interesados en estos asuntos. Hoy, la proliferación de este tipo de proyecciones nos obliga a pararnos un momento para reflexionar sobre cómo el concepto está evolucionando ahora que está en boca de todos, porque, admitámoslo: el cine expandido y el feminista se han vuelto trendy en 2016 (por fin, alabados sean Stan van der Beek y Laura Mulvey).

Al segundo puede que dediquemos otro número, pero de momento nos ha parecido que recoger lo que se habló al respecto del cine expandido en la mesa redonda organizada en L’Alternativa con la participación de CAMIRA en su pasada edición, era un buen modo de comenzar este primer número de 2017. Regina Khanipova nos cuenta lo que allí se debatió, que mucho tiene que ver con esa emancipación de la mirada de la que hablaba Youngblood.

Acompañamos este artículo con otros recuperados de nuestro archivo, que pensamos pueden estar de nuevo de actualidad al traelos aquí a colación. Seguiremos publicando en las próximas semanas reflexiones en torno a este concepto, por parte de programadores, críticos, artistas y cineastas. También recuperaremos algunos de los nombres más sonados de esta práctica cinematográfica, en el afán de ponerlos en valor.

Y, junto a esta columna vertebral, iremos por primera vez a la Berlinale, y tocará un año más estar en otros certámenes próximos como Play-Doc o Punto de Vista.

Habréis notado además que nuestro logo ha cambiado. Ya hacía un tiempo que queríamos darle un lavado de cara a nuestra cabecera. La oportunidad ideal se nos presenta ahora que A Cuarta Parede encara una nueva etapa, en la que también será productora cinematográfica, haciéndose cargo del primer largometraje de Álvaro Fernández-Pulpeiro, Nocturno: un poema de mar en porto. Estad atentas, que daremos más novedades en breve.

Tras un par de meses de repaso de lo mejor de 2016 en modo vacacional, retomamos el ritmo. Que no paren las sesiones, expandidas y desbordadas.

Dirección, edición y gestión de la web

Alba Cambeiro

Víctor Paz Morandeira

Brais Romero Suárez

Iván Villarmea Álvarez

Diseño de la cabecera

Federico Scudeler

Consejo de redacción

Eloy Domínguez Serén

Iván G. Ambruñeiras

Xan Gómez Viñas

Laura Montero Plata

Horacio Muñoz Fernández

Colaboran en este número

Francisco Algarín

Blanca García

Regina Khanipova

Arturo Losada

Luis Macías

Víctor Paz Morandeira

Tito Rodríguez

Brais Romero Suárez

Ángel Rueda

Iván Villarmea Álvarez

CONTACTO

info@acuartaparede.com

Textos publicados neste número:
Pantallas:

SHORT STAY, de Ted Fendt, por Brais Romero Suárez

SAFARI, de Ulrich Seidl, por Sergio de Benito

Panorámica:

L’ALTERNATIVA: O CINEMA EXPANDIDO COMO RESISTENCIA Á IMPOSICIÓN DOS MODOS DE VER, por A Cuarta Parede

Zoom in:

ALBERT SERRA: “SON O MELLOR MONTADOR DO MUNDO. UN DIRECTOR DOS CINCO MELLORES. UN PRODUTOR NORMAL. E UN GUIONISTA BO”, por Brais Romero Suárez

Contracampo:

A GALERÍA NO PAPEL. RESEÑA DE ‘LABORATÓRIO CINEMÁTICO. SOLAR, 10 ANOS’, por Iván Villarmea Álvarez

DISIDENCIA: CARA UN NOVO CINEMA POLITICO, por Hugo Amoedo

Circuíto:

BERLINALE (1/2): COMUNIDADE E RESISTENCIA, por Víctor Paz Morandeira

BERLINALE (2/2): ESTIU 1993 E OUTRAS HISTORIAS FAMILIARES, por Víctor Paz Morandeira

CARLA SIMÓN: “A MIÑA NECESIDADE DE FACER CINE XURDIU DAS HISTORIAS TAN INTENSAS DA MIÑA FAMILIA”, por Víctor Paz Morandeira

PUNTO DE VISTA 2017: A FAMILIA BEN, GRAZAS, por Víctor Paz Morandeira

Comments are closed.