CAVE OF FORGOTTEN DREAMS, de Werner Herzog

Herzog era mi gran esperanza para con el 3D, y pese a que intento desesperadamente convencerme de que existe una verdadera justificación artística para esta elección, no la encuentro por ningún lado. No es que aborrezca esta fiebre con ínfulas de originalidad, simplemente no me aporta nada nuevo. Al fin y al cabo, se trata de una estrategia de marketing más bien vacía y simplona, y maestro de los gimmicks sólo hubo uno. A ver si superamos de una vez todo este asunto... Ler máis